Acuerparnos para cuidarnos y resistir en tiempos de pandemia – Por Jael de la Luz

By 01 de junio de 2020LAWA news

@jaeldelaluz – Durante esta cuarentena, Jael de la Luz, activista mexicana residente en Londres y coordinadora del proyecto de LAWA Mujeres Tejiendo en Cambio, nos comparte esta reflexión: 

En América Latina y el Caribe nuestro feminismo popular tiene su origen en la resistencia de nuestros pueblos originarios, nuestras mujeres indígenas, afrodescendientes y mestizas pobres.  Es un feminismo que surge de la constante resistencia a la colonización y al uso de nuestros cuerpos, sabidurías, espiritualidades y territorios para su explotación, venta y extracción de nuestros recursos naturales para sostener este sistema patriarcal capitalista de muerte. Por esa resistencia nuestras familias y comunidades han sido marginadas, discriminadas y obligadas a vivir al margen de la modernidad, negándoseles sus derechos básicos para su existencia.

Quienes nos asumimos como feministas comunitarias, tenemos memoria de cómo nuestras ancestras experimentaron la violencia colonial, las violaciones masivas, los silencios impuestos y los virus de muerte que llegaron junto a los colonizadores. Enfermedades como la viruela, el sarampión, la sifilis y la lepra fueron una de las armas de exterminio que los europeos usaron para diezmar a nuestros ancestros y ancestras hace un poco más de 500 años. Con todo eso, la sabiduría ancestral basada en la herbolaria, los masajes corporales y las oraciones a todas las deidades cosmogónicas, llevaron a una resistencia que perdura hasta el día de hoy en muchos pueblos de nuestra América.

Esas sabidurías pasadas de generación en generación a través de la tradición oral, nos han acompañado a las mujeres que hemos migrado a Occidente y nos encontramos con experiencias similares a las que nuestras ancestras enfrentaron en su propios territorios: violencia patriarcal dentro y fuera del hogar, violencia del Estado, el constante cuestionamiento por nuestro estatus migratorio, por nuestro nulo inglés o nuestro acento y por nuestro capital cultural. Lo que Occidente no sabe es que nuestras armas no son terrenales; es decir, somos portadoras de una resiliencia de esperanza colectiva donde esperamos un cielo y tierra nueva. Por eso defendemos nuestros territorios de manera transatlántica haciendo eco a la lucha contra el extrativismo en las zonas verdes de América Latina, luchando acá en UK contra la gentrificación y la desaparición de las comunidades de color; nos manifestamos contra las violencias machista y feminicida en América Latina, luchando acá contra los recortes a los servicios de mujeres BME por los gobiernos conservadores. Luchamos contra la precariedad salarial haciendo eco que ningún ser humano es ilegal y que queremos vida en abundancia para todas y todos.

Es por ello que esa memoria de resistencia, me lleva a pensar en la importancia de acuerparnos en tiempos de pandemia, de confinamiento y distancia social que hoy vivimos para erradicar el Covid19. Acuerparnos es poner en sintonía nuestro cuerpo cansado y enfermo junto a otros cuerpos que también están atravesados por las mismas violencias que van más allá de esta pandemia. Romper las fronteras y distancias territoriales para crear una comunidad de apoyo, de acompañamiento para no sentir el aislamiento, el miedo y la ansiedad es el sentido de sentirse parte de un mismo cuerpo; eso es acuerparse.

De momento, muchas de nosotras nos acuerpamos con la familia en nuestras casas, con nuestros amigos y familiares por las redes sociales, nos acuerpamos cuando la ternura y la escucha mutua nos invitan a compartir nuestro sentir-pensar y pasar de boca en boca algunas de las recetas y consejos para aliviarnos el alma, honrando así el legado de nuestras antepasadas. Acuerpar es poner el cuerpo, el tiempo y las sabidurías de la experiencia personal a lo común, y entre todos buscar lo que nos sane para seguir resistiendo frente a toda condena.

**

Jael también escribió este artículo: Encuentra ayuda contra la violencia doméstica en tiempos de covid19 en el portal Mexibrit.

×